Blog

Beneficios del acompañamiento y apoyo entre personas con diabetes

“Es bueno tener en quien apoyarnos, en ese momento en que nos quebramos”. Anónimo.

Vivir con diabetes implica cambios en el estilo de vida: alimentación, actividad física, desarrollo de nuevas habilidades y conocimientos para el automonitoreo, aplicación de insulina, toma de medicamentos orales, dosis, manejo de hipoglucemias e hiperglucemias así como manejo de emociones y sentimientos frente a contingencias, etc. Lo cual, en muchas ocasiones, puede resultar complejo y estresante.

Sin duda la orientación otorgada por endocrinólogos, nutriólogos, educadores en diabetes, psicólogos, entre otros, es esencial para que la persona con diabetes y sus allegados comiencen a trazar la ruta para el tratamiento. No obstante, la revisión de varios estudios (Dale, Williams y Bowyer, 2012) han reportado múltiples beneficios que tiene el apoyo entre personas con diabetes, ya sea en pareja, grupos, vía telefónica, web o mail.

Por ejemplo, un estudio (Heisler, Vijan, Makki y Piette, 2010) comparó dos grupos de personas con diabetes. Uno recibió apoyo de pares con diabetes; mientras que otro recibió atención por parte de enfermeros. Se encontró que el grupo apoyado por pares con diabetes, disminuyó su hemoglobina glucosilada (A1c) de 8.02% a 7.73%. En cambio, aquellos atendidos por enfermeros, incrementó de 7.93% a 8.22%. Asimismo, más personas del primer grupo se animaron a iniciar terapia con insulina. Los autores del estudio concluyeron que el apoyo entre pares resultó superior tanto en cantidad como calidad gracias a la relación no jerarquizada, el soporte recíproco y el compartir experiencias similares, aspectos que, en muchas ocasiones, el sistema de salud no puede otorgar.

El apoyo entre pares con diabetes puede fungir como complemento importante en los programas para el control de la diabetes. Se trata de personas que han vivido situaciones, comportamientos y emociones similares, por lo que son capaces de asesorar en base a la propia experiencia de vivir con diabetes. No por ello la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha lanzado su apuesta en los grupos de apoyo por pares como una estrategia formal para el manejo de la diabetes.

El concepto de apoyo social se define como un “proceso interactivo en el que la persona obtiene ayuda emocional, instrumental y afectiva de la red social en la que se encuentra inmerso” (Ponce González, Velázquez Salas, Márquez Crespo, López Rodríguez y Bellido Moreno, 2009).

El apoyo emocional y afectivo entre personas con diabetes, puede promover la exploración y reflexión de sentimientos, intercambiar fantasías, miedos y preocupaciones, así como recibir expresiones de aliento, acompañamiento y empoderamiento frente a situaciones estresantes. El apoyo instrumental puede basarse en tips o consejos para evitar ciertas situaciones desfavorables y adecuar ciertos aspectos del tratamiento; así como también mejoras en la técnica para la aplicación de insulina o la toma de medicamentos orales, etc.

A pesar de que no existen intervenciones estandarizadas ni resultados del todo consistentes, las investigaciones acerca del apoyo entre personas con diabetes han reportado diferentes beneficios en la salud de sus participantes (Brownson y Heisler, 2009). Algunos de ellos son la disminución de A1c, peso y visitas hospitalarias, así como aumento en el automonitoreo, la actividad física y el bienestar subjetivo o psicológico. El apoyo social funciona como una red que amortigua el estrés que las personas con diabetes pueden experimentar en diferentes aspectos (familia, relación de pareja, educación o trabajo, vida social) relacionados con su tratamiento. Asimismo, el acompañamiento entre personas con diabetes puede resultar instructivo, reforzar comportamientos saludables y promover formas de afrontamiento adaptativo.

En conclusión, los grupos de apoyo entre personas con diabetes tienen efectos benéficos en aspectos físicos, cognitivos, emocionales y sociales. Asimismo, refuerzan elementos que fueron proporcionados por el equipo de salud para el control de la diabetes.

Referencias. Brownson, C. A. and Heisler, M. (2009). The Role of Peer Support in Diabetes Care and Self- Managment. Patient, 2 (1), 1-17. / Dale, J.R.; Williams, S. M. and Bowyer, V. (2012). What is the effect of peer support on diabetes outcomes in adults? A systematic review. Diabetic Medicine, 29 (11), 1361-1277. / Heisler, M.; Vijan, S.; Makki F. and Piette, J. D. (2010). Diabetes Control with Reciprocal Peer Support versus Nurse Care Managment. Annals of Internal Medicine, 153 (8), 507 – 515. / Ponce González, J. M.; Velázquez Salas, A.; Márquez Crespo, E.; López Rodríguez, L. y Bellido Moreno, Ma., L. (2009). Influencia del apoyo social en el control de las personas con diabetes. SciELO, 18 (4), 1 – 9. .

Abrir chat
💬 ¿Necesitas ayuda?
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?